Chile: campaña abortista termina en fiasco (24-abr-02)

1k
VIEWS

CHILE: CAMPAí‘A ABORTISTA TERMINA EN FIASCO. “Nunca dije que querí­a abortar y no quiero que los polí­ticos utilicen mi caso para promover el aborto”. El caso de la chilena Gladys Pávez, y de su niño por nacer gravemente enfermo, pone de manifiesto que los grupos feministas, apoyados de importantes medios …

CHILE: CAMPAí‘A ABORTISTA TERMINA EN FIASCO. “Nunca dije que querí­a abortar y no quiero que los polí­ticos utilicen mi caso para promover el aborto”.

El caso de la chilena Gladys Pávez, y de su niño por nacer gravemente enfermo, pone de manifiesto que los grupos feministas, apoyados de importantes medios de comunicación, pretenden la sanción del Protocolo Opcional de la Convención de la ONU contra la Discriminación de la Mujer para liberalizar el aborto. Como ya informamos en su momento, los mismos grupos insisten en que la Corte Penal Internacional juzgue como genocidas, por el crimen “de embarazo forzado”, a los responsables de las legislaciones que prohí­ben o limitan el aborto. A la vez, se confirma que detrás de los términos derechos reproductivos se ampara la legalización del crimen abominable del aborto. 

Como también hemos informado, la ONU ha exigido a Chile reiteradamente la reimplantación legal del aborto terapéutico. El aborto terapéutico estaba contemplado en la legislación de ese paí­s hasta 1989.  

El 19 de abril, la poderosa cadena internacional de noticias CNN, conducida por el sectario anticatólico y abortista Ted Turner, trasmitió a todo el mundo un despacho titulado: “Impiden abortar a chilena embarazada de feto sin órganos vitales”.  

La CNN y las redes latinoamericanas de salud y derechos humanos de las mujeres, en las que participan organismos de las Naciones Unidas, pusieron en marcha una campaña a favor de la liberalización del aborto. 

El mismo dí­a 19, la Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe, lanzó desde Santiago una campaña de prensa pidiendo “urgente solidaridad con el caso de Gladys Pávez, una chilena de 43 años y con casi siete meses de embarazo, a quien se le negó la posibilidad de inducir su parto, como ella solicitaba, a causa de las malformaciones incompatibles con la vida que sufre su hijo”. Según las feministas a la mujer “se la forzaba a continuar su embarazo”.  

El mensaje inspirado en los argumentos de los organismos de la ONU que dicen defender los derechos humanos de las mujeres, como el Comité del CEDAW, seguí­a diciendo: “Este drama, sin embargo, no parece importarle a las autoridades sanitarias ni a ningún otro sector involucrado, en una u otra forma, con la defensa de la condición de las mujeres”. El mensaje proporcionaba una serie de números de fax de autoridades públicas, incluido el del presidente Ricardo Lagos, para enviar un texto que dice entre otras cosas: 

“Nos dirigimos a ustedes para manifestarles nuestra preocupación porque comprobamos que en Chile es precario el reconocimiento de los derechos humanos de las mujeres, en especial en el ámbito de los derechos sexuales y reproductivos”.  

“Recientemente hemos podido apreciar las dificultades para la aprobación y distribución de la pí­ldora de anticoncepción de emergencia, que aunque hoy está disponible en las farmacias con receta médica, no se entrega gratuitamente en los servicios de salud ni en los servicios de urgencia que atienden casos de violación”.  

“También hemos sido testigos con rabia y desilusión del retiro del Senado del Protocolo Facultativo de la Convención Sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres, CEDAW, ante la oposición de la Iglesia Católica que llamó abiertamente a que fuera rechazado. Y hace pocos dí­as también se detuvo la ratificación del estatuto de la Corte Penal Internacional, que también provee instancias favorables para lograr la condena a las violaciones de los derechos de las mujeres”. (…) 

“Sin embargo, las chilenas hoy continúan siendo discriminadas y violentadas en el terreno de la sexualidad y la reproducción, al no poder tomar sus decisiones en forma autónoma, libre y responsable. Gladys Pávez, una mujer de 43 años, embarazada de casi siete meses, ha pedido que le autoricen un aborto terapéutico (…). Pero su petición ha sido denegada por el Hospital Félix Bulnes pues se considera el procedimiento como un aborto, práctica ilegal en Chile en todos los casos”. (…) 

“La salud fí­sica y mental de esta mujer está hoy en alto riesgo: no es humano, no es cristiano ni es generoso darle la espalda ante la situación que está viviendo. Ella requiere una respuesta ahora”. En Argentina el mensaje fue distribuido por la Red Informativa de las Mujeres (RIMA) 

Después de conocer las publicaciones nacionales e internacionales sobre su caso el dí­a 23 de abril, entrevistada para íšltimas Noticias, la mujer interesada declaró que no quiere ser utilizada como bandera polí­tica para la legalización del aborto:  

“Nunca dije que querí­a abortar a mi hija y no quiero que los polí­ticos utilicen mi caso para promover el aborto”, dice Gladys Pávez.  

Para el abogado Jorge Reyes, que asumió la defensa del niño por nacer, “este caso ha servido para demostrar que los hospitales públicos hacen buenos diagnósticos médicos, pero tienen un pésimo trato humano con las pacientes. En lugar de orientarlas, les convulsionan la vida, presionándolas psicológicamente para que se sometan a un aborto”. FIN, 02-04-24. 

Publicado en Noticias Globales 25/02, 24 de abril 2002 http://www.puertovida.com/noticiasglobales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mi Manual de Bioética

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies