Deformidad del principio de autonomía para sustentar actos éticamente ilícitos

Necesidad-de-cambio
299
VIEWS

Resumen

Ensayo que busca profundizar en conceptos claves de la ética y la moral para dar cuenta de la deformidad en la utilización del principio de autonomía para avalar actos éticamente ilícitos como el aborto.

El origen de la reflexión está en la experiencia de la autora en las aulas de clase donde captó el fracaso dialéctico en la enseñanza de la ética médica: muchos conceptos fueron impartidos desde una ideología global que lleva a una práctica clínica basada en convicciones individuales, que distan de la verdad ética y de lo filosóficamente demostrable y obedece a las necesidades «poco éticas» del mundo actual.

Se hace una aproximación a lo que es la autonomía; se examina si el aborto puede calificarse como un acto moral, partiendo de la realidad biológica de lo que es un embrión humano.

Se concluye que el aborto es una práctica en la que no puede primar el principio de autonomía porque no contiene una acción que sea puramente moral: no es posible afirmar que el aborto sea éticamente lícito. La sociedad actual pretende fundamentar legalmente los actos ilícitos antes de revisar los conceptos que conciernen a la ética y a la filosofía; parte del problema es que no se enseñan adecuadamente esos contenidos en las aulas de clase.

Descargar artículo

Publicado en Persona Y Bioética26(1), e2615. https://doi.org/10.5294/pebi.2022.26.1.5

Comments 1

  1. Respetados todos, doctora Ana Valentina, muy interesante el planteamiento, sin embargo, queda en el aire un principio que se relaciona con la moral y la autonomía este es la dignidad humana, reconocida sobre cualquier derecho por la Declaración Universal de los Derecho Humanos, este concepto de dignidad es intrínseco en cada persona y la dignidad que me autorregula a mi no puede ser la misma dignidad de otros congéneres, es a partir de allí que se debe hacer la valoración lícita de la IVE, pues las condiciones de dignidad son particulares de cada madre, claramente ligadas a situaciones culturales, morales, económicas sociales y demás determinantes pero considero que aquí, como en la eutanasia y en general el derecho a morir dignamente, es lo que debe primar. Cordial saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mi Manual de Bioética

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies