Acerca de

Ver todas las publicaciones de

9 comments on «La ideología de “género” y el “liberalismo gnóstico”»

  1. Diego Velasco Suárez dice:

    Excelente!

  2. manuel orozco dice:

    Muy buen artículo

  3. Paula dice:

    Gracias! es exhaustivo y claro lo propuesto para analizar.!

  4. Norma Mendoza A. dice:

    No soy filósofa, soy licenciada en ciencias sociales, pero este artículo me deja una claridad no esperada.
    Todos podemos percibir lo que nos dice el autor, pero él lo comprueba claramente. Hemos de enseñar
    a las nuevas generaciones el error fatal de ese liberalismo social contemporáneo que vive en el error, y todo, por una simple ideología gnóstica que hace a un lado nuestra verdadera dignidad.

    1. fjramiro dice:

      Muchas gracias por su comentario

  5. Andy García dice:

    Es interesante la postura que maneja y respeto profundamente como se ha llegado a la conclusión, sin embargo, considero que a pesar de todo lo detallado en el texto la resolución apela a una categórica moral religiosa-social que si bien quisiéramos entender como “verdad” nos enfrentaríamos a las mismas controversias que existen entre estas posturas pasando por temas de misoginia, machismo entre otros sumado a una serie de inconsistencias que la misma doctrina religiosa (catolica/cristiana) ha desmentido a lo largo del tiempo.
    Al final del día todas las propuestas filosóficas sirven para entender al ser humano en su desarrollo del “ser y estar” conforme a su entorno físico-social sin embargo hasta el momento no hay una manera más allá de la estipulación de asegurar una doctrina como “verdadera” contra otras.

  6. Soy licenciada en Sociología. En primer lugar, mi admiración por tan excelente artículo. Comprendo todas las disquisiciones que en el mismo se desarrollan. Pero solo puedo entenderlo de una manera: el cuerpo es el templo del espíritu.
    Un cordial saludo.

    1. javo dice:

      …y por lo tanto “mens sane in corpore sano” es un imperativo metafísico inclaudicable. Dañar el cuerpo es castigar al espíritu, y eso muy bien lo saben los ideólegos del liberalismo social, sean gnosticos, comunistas, masones, o fundamentalistas de cualquier ideología, incluso las variantes más sádicas del cristianismo (aunque más bien sádico es quien interpreta), el islamismo o el judaísmo, que aún no se han cansado de doblegar a la mente/alma/espíritu a través de la carne..
      Caso especialmente incongruente y atroz es el del comunismo, que paso de perseguir, demonizar, castrar y asesinar a los homosexuales y lesbianas a emponderarlos y glorificarlos, como lo hace la nueva izquierda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.