3 COMENTARIOS

  1. Me parece muy arriesgado suponer que el aumento de la conectividad funcional en esas regiones tenga que ser considerado una enfermedad, cuando podría ser un cambio que ha surgido de forma natural, lo digo porque la capacidad adaptativa de los seres vivos tiene que tener su tiempo para cambiar. Es muy probable que la especie acabe compartiendo características femeninas y masculinas, lo que hay que valorar es si eso es soportable para las personas que tienen una forma de vida basada en doctrinas e ideologías conservadoras.

  2. Pienso que si estos individuos están apareciendo y creciendo en número en las diferentes son sociedades culturales, tal vez ellos estén representando un nuevo trazo biológico y cultural en la evolución humana, piensenlo tan solo, los transexuales y los transgénero-que son similares por la cuestión de que representan una variable de lo que para nosotros es la femeneidad y la masculinidad-, ellos y ellas -entiendase que hay masculinidades y femeneidades entre sus clases sociales-, los que vemos cómo casos reales de transexualismo y transgenerismo, exteriorizan el rol social que ellos tienen desde su fisiologia y psicología individuales desde muy temprana edad sin influencias ajenas como la televisión, las personas de la calle, etcétera y a pesar de su corta edad nos explican muy clara y sencillamente la realidad que ellos representan y los motivos por los que ellos y ellas son diferentes a nuestros ideales sexo-genéricos .

  3. Los casos reales de trans existen y únicamente son los de los peques que nos muestran que ellos y ellas tienen esas tendencias a seguir políticas de género contrarias a los ideales sexo género la que les correspondan como es el caso tan conocido de EEUU de la chica trans llamada Jazz, muy popular en redes sociales. También es cierto que hay casos de niños que no tuvieron el valor de decirlo a sus padres y prefirieron esperar a ser independientes para iniciar su vida cómo es debido. El problema es que hay hombres y mujeres de diferentes edades que aprovechan la existencia de esto para huir de castigos o sentencias que no quieren encarar y aprovechan aún más esto para seguir violentando la integridad de los demás incurren todavía en delitos y se defienden con esta mentira para salir impunes o sufrir castigos más «suaves» cómo ocurrió con reos -que incluso las audiencias fueron videograbadas3-que veían que sus sentencias iban a ser sumamente severas por los delitos que cometieron, entonces deciden hacer creer al juez y falsifican los resultados de las pruebas psiquiátricas para que los catalogan de ser «verdaderos trans (masculinos o femeninos ) que ellos y/o ellas son un caso real de transexualismo o transfeminismo para ver reducida o agravada su sentencia.

    Lo que debemos hacer es pedir a los sujetos de los casos reales que nos ayuden a diseñar mejores procedimientos y pruebas para evitar en la mayor medida posible que estos falsos trans se salgan con la suya.

Responder a Alessandra Cancelar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.