2 COMENTARIOS

  1. El estudio me parece muy bien estructurado y convincente. No obstante le pongo dos peros: El primero es el hecho real, facilmente comprobable de homosexuales masculinos que presentan una constitución física varonil, incluso atlética, de gestos, locución y modales muy machos y no obstante su orientación sexual está dirigida al mismo sexo, no solo en cuanto atracción meramente erótica, sino también en el comportamiento sodomítico y otras prácticas igualmente homosexuales. En razón a ésto, hay que entender que lo que condiciona la orientación sexual, por encima de circunstancias de la infancia, son las experiencias habidas ( por abusos sexuales en la infancia, o más tarde) con personas del mismo sexo, que crean «impronta» de muy dificil anulación.
    El segundo pero, es la falta de datos empíricos. Da la impresión que todo es mera elaboración intelectual propia, con base no en conversaciones tenidas con homosexuales, sino apoyada en textos publicados sobre el tema, según bibliografía adjunta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.