La sangre del cordón umbilical detiene el daño de los ataques del corazón

1k
VIEWS

JUEVES 6 de enero (HealthDayNews/HispaniCare) — Las células madre tomadas de un cordón umbilical humano redujeron el daño causado por ataques del corazón en ratas, según un estudio de la Universidad del Sur de Florida publicado en lí­nea esta semana en Cell Transplantation. Las células madre fueron inyectadas en los …

JUEVES 6 de enero (HealthDayNews/HispaniCare) — Las células madre tomadas de un cordón umbilical humano redujeron el daño causado por ataques del corazón en ratas, según un estudio de la Universidad del Sur de Florida publicado en lí­nea esta semana en Cell Transplantation.

Las células madre fueron inyectadas en los corazones de las ratas justo después de que éstas sufrieran ataques del corazón inducidos. Las células madre redujeron en gran medida la cantidad de daño cardiaco y restauraron la función de bombeo a niveles casi normales. No se necesitaron medicamentos para prevenir que los sistemas inmunes de las ratas rechazaran las células madre humanas.

Si investigaciones posteriores en animales y humanos prueban que el método es seguro y efectivo, las células madre de la sangre del cordón umbilical podrí­an ofrecer una nueva manera para limitar o reparar el daño caudado por los ataques del corazón en las personas, decí­a el estudio.

“Los pacientes con insuficiencia cardiaca causada por ataques del corazón y otras causas permanecen gran parte de su dí­a en su casa, en una silla o en la cama. Esos son los pacientes cuyas vidas esperamos mejorar significativamente con la terapia de células madre para restaurar la función cardiaca”, afirmó en una declaración preparada el autor del estudio, el Dr. Robert J. Henning, cardiólogo.

“Nuestros resultados iniciales son extremadamente promisorios, pero generan preguntas sobre cómo funcionan estas células sanguí­neas del cordón umbilical. ¿Se están transformando en nuevas células del músculo cardiaco? o ¿están secretando factores de crecimiento que hacen que el corazón se repare a sí­ mismo? Necesitamos más investigación para asegurar que tal terapia sea finalmente beneficiosa para los pacientes, con pocos o ningún efecto secundario”, señaló Henning.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mi Manual de Bioética

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies