Acerca de

administrador Ver todas las publicaciones de

2 comments on «La ética de la vida en la sociedad actual (F.León).»

  1. Joshua Rosas dice:

    La práctica de la bioética está lejos de ser algo inocente o superficial. ya que algunos personas la ven como un simple marco de reflexión y de investigación interdisciplinaria sobre los desafí­os a raí­z de los progresos técnico-médicos. Otros van más lejos y ven en la bioética un “método de análisis” que ayude en los casos de toma de decisiones. Según estas percepciones , se borra prácticamente la diferencia entre ética y derecho. Otra posición distinta es la que destaca la perspectiva ética de la palabra y de la reflexión, buscando una sistematización. Asimismo las reglas clásicas especí­ficas de la deontologí­a médica, como el principio de beneficencia, el principio de benevolencia y la confidencialidad; y también principios más recientes que influyen en la consideración bioética: el principio utilitarista de buscar el mayor bien para el mayor número de personas; el principio de universalización que propone siempre a la persona como fin y nunca como un medio; el principio de igualdad en dignidad y valor de todas las personas humanas; el principio de justicia y equidad, que puede compensar el utilitarismo primando la ayuda a los menos favorecidos. Estos principios designan, por tanto, una orientación fundamental, inspiradora de la acción. Las reglas están en cambio más cerca de la misma acción, la determinan y enmarcan, y en definitiva, permiten la aplicación concreta de los principios. El equilibrio entre todos estos principios y valores no es siempre fácil. En el ámbito de la bioética nos encontramos frecuentemente con conflictos de principios y valores que es necesario jerarquizar o regular, en los casos concretos y a nivel teórico. Una de las claves de la Bioética es, precisamemte, la multidisciplinariedad, que es también lo opuesto a una visión reducida, angosta, pequeña, de cada especialista en su especialidad cientí­fica. Por esto, se debe tratar de integrar cada una de esas posiciones filosóficas dentro del conjunto, a la hora de abordar cualquier problema de bioética: es necesario contar con los medios económicos para tener un buen sistema sanitario, y distribuirlos según justicia; es precio el debate social que influya en el orden polí­tico y en la consiguiente legislación de las nuevas tecnologí­as que afectan a la vida humana. Entonces la dignidad del hombre y su í­ndole personal son el fundamento de los derechos, que aparecen así­ como instrumentos de realización de la libertad. la primera base del ordenamiento polí­tico es la dignidad de la persona y su libertad, y en segundo término están los valores instrumentales de justicia, igualdad, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *